SOBRE EL ARTE DE MONTAR EL CABALLO DE PASO FINO
por Michele Londoño

Poquita gente se da cuenta de este fenomeno, hasta los jinetes de otras razas desconocen esta verdad. En la raza del caballo de paso fino, el jinete puede participar en un 40% hasta un 70% de la calidad de los andares de su caballo. Claro que el potrico de paso fino nace con sus andares naturales de quatro tiempos. Tambien el sistema de doma y el buen manejo del joven caballo de paso fino contribuyen mucho en mejorar los andares para la pista o el paseo, con el freno o sin el freno. Pero fijense que el mismo caballo montado por su entrenador y montado seguido por su dueño luce diferente, y si aparece un verdadero novicio para montarlo, puede hasta trotar o trocharse este mismo caballo. ¿Por que? Solamente porque le falta al montador las claves esenciales de comunicacion con el caballo de paso fino para llevar a su fin la combinacion perfecta entre el porte de cabeza, el angulo del cuello y los movimientos correctos del andar en el ritmo de cuatro tiempos.

Todo se encuentra en la mano del jinete y en su posicion relajada en la silla. Si el nuevo jinete deja caer las riendas demasiado en el cuello, o halla demasiado la rienda por falta de equilibrio, el caballo pierde su ritmo y su cadencia, ...¡si no pierde tambien la paciencia! Tambien, por falta de herrar el caballo de paso fino con los angulos correctos, el nuevo dueño puede causar desequilibrio en los andares. El proceso de monta se puede comparar a otro en el mundo de las bellas artes. Montar un caballo de paso fino se parece en algo a cumplir los pasitos perfectos de ballet en un teatro para una bailerina profesional. Nadie podra acusarla de fallar si la hacemos bailar en un via piedrosa, cuando elle se desliza divinamente bien en un suelo lizo y brillante.

Todos los elementos del manejo y de la monta del caballo de paso fino tienen que llegar a un punto exacto, para que el caballo se mantenga en su ritmo suave y elegante a cada momento. Para llegar a este resultado tan exitoso, unas lecciones de montar a caballo se requieren, por lo menos al comienzo de la monta de un nuevo caballo de paso fino, hasta que la comunicacion se establezca claramente entre el jinete y su caballo. Pero no se debe uno desanimar tampoco del deporte de la monta del paso fino, delante tanta responsabilidad del jinete en el ritmo, esto no representa en ninguna forma un obstaculo al placer que se siente montando, ademas el jinete sin lecciones previas puede disfrutar completamente de su caballo a su modo. La belleza de la raza hace que su caballo de paso fino se presta para todas las disciplinas equinas, desde la monta tipo Ingles, tipo Western, hasta el salto y los eventos multiples de endurancia. La clave esta en el equipo que llegan a formar el jinete y su montura, y en las señales claras que entiende su caballo. Es facil para un caballo de paso fino ganar unos eventos de tres dias o de larga distancia, contra todas las otras razas, se ha visto con creces en America y Sur America, con todo tipo de jinetes nuevos, que no son entrenadores.

Al caballo de paso fino le gusta complacer a su montador, y responde sin hesitacion y como mejor pueda a las estimulaciones del que monta, que sea un niño, que sea una persona mayor, sin ningun problema. Se han desarrollado personas con problemas fisicos o mentales en muchos programas de terapia equina incluyendo a los caballos de paso fino. Aquellos caballos se acostumbran facilmente al manejo diferente de la rienda, a ser montados a pelo, con ayudas de la pierna, de la voz, o sin ayuda ninguna. La agilidad mental y la belleza del caracter del caballo de paso fino nos parece un regalo que hay que cuidar, asi es apenas justo que uno aprenda a montar mejor para disfrutar al maximo de la suavidad de sus andares. Este articulo no pretende dar tecnicas especificas para enseñar a montar al caballo de paso fino. Se recomiende tomar lecciones bajo el ojo de un instructor profesional, que sea en una clinica o una escuela establecida de monta del caballo de paso fino. A veces, los caballos de paso fino se encuentran en lugares tan lejanos, tan fuera de todo sitio conocedor de la raza, que no se puede encontrar ningun entrenador, ningun instructor que sepa bastante de los andares o de la monta del caballo de paso fino, porque ese mismo queda escaso en el mundo, como una raza todavia misteriosa y privilegiada. Asi que solamente daremos aqui unos puntos de referencia para los novicios, para los jinetes que vienen de otras costumbres ecuestres con muchas ayudas de pierna, que sea para dressage o para la disciplina Western. La pregunta que mas se oye es la del galope, asi que, si, claro que un jinete puede galopar con su caballo de paso fino, pero a lo mejor le cambiara a lo largo la suavidad de sus andares en las modalidades del corto y largo, asi que se debe galopar solo de vez en cuando, por precaucion. ¡Tan facilmente como puede extenderse el paso en el galope, tan facilmente se puede colectar para la pista! A los jinetes de dressage les puede parecer mas facil la monta del caballo de paso fino, solamente por la semejante manera de sentarse en ''el asiento'' y por la necesitad de colectar al caballo en perfecto grado con unas manos muy suaves. Lo unico que no debe hacer el junete de dressage es apretar mucho la pierna, no hay necesitad con el caballo de paso fino que tiene de por si un motor que siempre va adelante, sin espuela. Demasiado pierna, demasiado espuela puede transformar al caballo de paso fino en une bomba de tiempo, cuando aquel no necesita sino el sosten de la rienda y el freno para disminuir velocidad o parar del todo, y al parar, hay que recordar de soltar la rienda enseguida. Si se queda el jinete con la rienda apretada cuando el caballo ha parado, aquel ira en marcha atras, como se le ha enseñado de potro. Cuando el jinete siente por primera vez el poder del motor del paso fino bajo su asiento, esto mismo causa una emocion comparable a la de un corredor de carro de carrera, sentado en un porsche. Lo que se siente es lo que se llama el brio, el espiritu del paso fino. Puede asustar a los principiantes, pero es una gran calidad en el caballo de paso fino, no un defecto. Sin el brio, no hay motor de propulsion. No se debe enpanicar uno. No se debe preocupar. La monta de un caballo con brio se vuelve una pasion. Las manos del jinete son el freno, ¡por favor frenen con gentileza! Las piernas son el accelerador, ¡no abusen! Una vez que el jinete se acostumbra al brio y reconoce que los andares dependen de este brio, y cuando va relajandose uno con el ritmo, despues de ensayar unas cuantas paradas, la comunicacion equina empieza. Todo va bien si el caballo, claro, tiene alguna base de buen entrenamiento. Ud aprende con la practica, mas puede montar, mejor monta. Apenas se le da un besito, va corriendo el caballo, y si se siente algo suave en la silla, lo esta haciendo bien el jinete, si se siente sacudido o maltratado en la silla, lo esta haciendo mal, por causa de cualquier tropiezo en los andares. No es sino parar cuando pasa esto, reajustar su posicion, tratar otra vez las diferentes velocidades, pedirle ayuda a alguien en el suelo, si se requiere mas confianza, y aprender a conocer bien a su caballo.

Empiezen a conocer al caballo en el piso, a montarlo caminando, despacio, en un sitio encerrado y comodo, despues ensayen las calles y los paseos. La pista es el ultimo gol.

Para los jinetes nuevos del caballo de paso fino queriendo ir lejos, hay cinco palabras para memorizar:

1. Paciencia
2. Relajamiento
3. Confianza (en si mismo como en el caballo)
4. Equilibrio y practica
5. Precaucion
¡Que disfruten de la monta! Los caballos de paso fino (y sus jinetes) ¡siempre se sonrien!


BACK TO ARTICLES MENU